El marketing o, simplemente las imágenes, puede llevarnos a confusiones con algunos alimentos.

Lo más recomendable es leer las etiquetas de los productos para saber qué estamos consumiendo; es el método más eficaz para conocer el porcentaje de ingredientes que componen ese artículo y tener claro que lo que compramos es lo que queremos comer.

Recuerda, come bien para sentirte bien.

Leer más.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.